viernes, 16 de octubre de 2009

CONFUNDIDOS ( III )

Confunden maldad con malicia.
Lo real con la realeza.
Cobardía con miedo (el miedo nace en las tripas,la cobardía, en la imaginación).
Vanidad con orgullo (aquellos que no tiene nada de qué enorgullecerse,confunden orgullo y soberbia,soberbia y arrogancia... pedantería con erudición...).
Confunden los museos,las conferencias,los libros, con el shopping sólo que allí-en la estética o el pensamiento- sufren menos; miran nomás sin la frustración de comprar o no comprar.Confunden el shopping con los templos, los templos con la divinidad y la divinidad con las religiones o algo ajeno,incomprensible,sospechoso.
Confunden éxito con gloria,fama con prestigio,humor con grosería, popular con populachero.
Creen en las máscaras,los años,la experiencia...Ya lo dije, son los creyentes de toda especie de moda, por eso, complican el voto con la democracia y a la democracia con la ilusión de que alguien,algunos ( y nada más que alguien o algunos), se ocupen por una vez de todo, para todos.Dan consenso al discurso, insignificancia a los actos.
Confunden disciplina con orden y orden con autoridad;el orden se sustancia en la armonía y ésta en la libertad.
Trastocan el deseo por la fantasía (el deseo actúa,la fantasía aquieta).
Confunden la psicología con el psicoanálisis y ambas con los problemas del ser y el parecer.
Enmarañan personalidad y temperamento,actitud con aptitud,mirar con observar,hablar con pensar.
Y todos dan lecciones y muchos saben algo, y ese algo que saben, lo debe soportar el prójimo,le importe o no le importe,pregunte o no pregunte...porque confunden la parte con el todo,la idoneidad con el diploma,la táctica de lo dialéctico con la estrategia del amo.
Opinan,ordenan,se legalizan,se postulan y no le vengas con la claridad,ni con las decisiones irrevocables que,esas son cosas de idealistas,románticos o de esa pobre gente que no sabe trepar la fangosa montaña donde resbalan ,casi todos, a la indignidad , el olvido.
Y entre tantos dilemas,urgencias,malestares,me confundo yo,se confunden ustedes... y para colmo, el viento, que vendría a ser una impertinencia o un confuso desacuerdo del planeta.
Entonces,dejó aquí estas palabras, sabiendo que lo único cierto,definitivo,puro,es el silencio,la duda,la vacilación,ir para adentro y salir con uno mismo hacia los tratos con la imposible condición de ser humanos.


(publicado en El Diario del Centro del país,Villa María,Cba)

5 comentarios:

  1. Y confuden Capitalismo con bienestar, sin saber que en el esta su celda y su cadena, de preso feliz. Buenas lineas.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. El miedo de una boca
    tiritando por no hablar,
    custionamientos se enroscan
    acercándose al olvido

    Donde no se incrustan
    se trastocan,
    navega pluma de saludo
    la seriedad en su carencia

    El fanatismo
    y su pequeño afán,
    soberbia que regalan
    como insulto mañanero
    y cartel de altivos

    He de encontrate en el silencio
    en la rectitud que medita
    y deja un sabor de dudas
    de frases que convergen
    inconfesas que abruman

    Alejandro ...En el viento que todo lo trae y lo lleva, las gotas de sudor en un mar se ahogan. "...ir para adentro y salir con uno mismo hacia los tratos con la imposible condición de ser humanos". Alejandro en ese contexto , con toda su relevancia he de seguirte por mucho tiempo. Leerte es un placer..
    Un abrazo muy fuerte
    Sofía

    ResponderEliminar
  3. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    tatiana.

    ResponderEliminar
  4. Yo me he confundido con el "signifiant" y "signifié" de cada elemento de cada pareja de confusiones propuestas.

    En este momento pienso que las cosas no están tan separadas como lo queremos, que las confundimos porque intentamos poner todo en categorías con títulos y luego nos equivocamos en la repartición de los elementos bajo cada título. Pero seguramente estoy confundiendo lo que es la confusión, y en otro momento pensaré otra cosa. Hay que releer tu texto.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Alejandro que bien me hace leer tu pensamiento que compartes. Al leerlo me crispan y duelen tantas verdades juntas. Sufrimos de tantas confusiones, nos confundimos, nos confunden, nos maltratan, nos subestiman o nos sobreestiman, nos encasillan y aveces no escapamos de encasillar.No me siento ni soy superficial, además he llegado a un momento de mi vida, en que me debato entre concretar absolutamente ese como expresas: "único cierto,definitivo,puro,es el silencio,la duda,la vacilación,ir para adentro y salir con uno mismo hacia los tratos con la imposible condición de ser humanos.", (que ejercito, practico, siento o vivo a medio tiempo o seguir inmersa en ésta vida-no vida que tengo. No sé cuál es el modo, supongo que el que puedo.

    ResponderEliminar